Este blog está pensado para que los que ya son conocedores de la posible falsa muerte y para aquellos que sienten curiosidad y quieren saber lo ocurrido en torno a su desaparición.

Han pasado más de dos años desde que Michael no está con nosotros, y han sido muchos meses de investigación y de seguimiento diario de todos los acontecimientos relacionados con el tema. Nos han sorprendido declaraciones, imágenes, noticias oficiales, documentos que desde entonces salieron a la luz,... y es en este momento me siento con capacidad de exponerlo con una visión muy amplia de la información.

Además de tratar las "pruebas" y el porqué podría haberlo hecho, te mantendré informad@ diariamente de todos los acontecimientos actuales relacionados con Michael.


Os animo a participar activamente en el blog. Este es un lugar abierto al debate donde todas las opiniones serán bienvenidas siempre que se hagan con respeto.

Tanto si amas y admiras a Michael, como si quieres conocerlo, da una oportunidad a la magia y a la genialidad, libérate de prejuicios y prepárate porque... ¡PROMETO QUE TE VAS A SORPRENDER!


Aquí tienes un enlace directo al resumen de pruebas, perfecto para que te empieces a replantear las cosas



Disfruta del espectáculo:

Disfruta del espectáculo

jueves, 13 de octubre de 2011

No hay huellas de Michael

ABC News informa que, según la entrevista con una fuente cercana a la investigación, no se encontraron huellas de Michael en ninguno de los frascos de propofol que se encontraron en la habitación.

Esto en cierto modo desmonta el argumento de la defensa según el cual Murray le dio una dosis mínima de propofol pero, aprovechando que el doctor dejó la habitación para ir al baño, Michael tomó una dosis adicional que le provocó la muerte.

Según varios testigos la muerte de Michael fue instantánea y no habría forma de salvarlo aún llamando inmediatamente al 911.

Uno de los abogados de Murray, Ed Chernoff, dijo " No había RCP, ni médico, ni paramédico ni máquina que pudiera haber revivido a Michael. Él murió tan rápidamente, de forma instantánea, que ni siquiera le dio tiempo a cerrar los ojos".

Esta declaración del abogado contradice la opinión de varios profesionales que pasaron por el estrado y que aseguraron que Michael se podía haber salvado con un aparato que siguiera sus constantes vitales y avisara al médico de que algo iba mal.

Murray sostiene que la dosis que le inyectó él más la que luego añadió Michael creó "una tormenta perfecta que provocó una muerte instantánea".




Fuente:

http://www.ibtimes.com/articles/224913/20111004/michael-jackson-conrad-murray-manslaughter-trial-propofol-witness-testimony.htm